martes, 27 de septiembre de 2016

Cirugía láser para sus defectos refractivos

Cirugía láser para sus defectos refractivos
La anomalía del ojo que produce una visión borrosa o poco clara de los objetos lejanos, es conocida como miopía. Para hacer claridad, es un desorden refractivo, no una de las enfermedades de los ojos, y es uno de los más extendidos en el mundo. Tan sólo en Norteamérica, el 25 por ciento de sus habitantes lo padecen. Aunque en Colombia no hay cifras claras, las consultas promedio en un centro oftalmológico cualquiera están relacionadas con Miopía. De acuerdo con American Academy of Ophthalmology (Academia Americana de Oftalmología) es un error refractivo dado que el ojo no refracta adecuadamente la luz para ver las imágenes con claridad. Sin embargo, los distantes se perciben borrosos.

De características hereditarias, tiende a descubrirse entre los 8 a los 12 años, sin embargo, puede empeorar en años posteriores y alcanzar un ciclo estacionario después de los 20 años. Es denominada miopía baja y puede ser corregida, a partir de diagnóstico, mediante la implementación de lentes de contacto o anteojos. En cambio, una miopía severa o alta, que tiende a estabilizarse después de los 20 años, se puede modificar a partir cirugía refractiva láser. Si los pacientes con miopía alta no cuidan de este defecto pueden, a largo plazo, padecer glaucoma y cataratas. De esto se sigue que haya un acompañamiento de un especialista que determine el tipo de intervención a realizar.

Si la miopía se caracteriza por una visión poco clara de objetos lejanos, la mala visión de objetos cercanos, conocida como hipermetropía es la no refracción adecuada de la luz lo que impide el enfoque del ojo con relación al objeto. De la misma categoría de la miopía, no es una enfermedad de los ojos. Pero su aparición es distinta, dado que puede o no causar percances en la visión, especialmente en la adolescencia, sin embargo, en la madurez si genera complicaciones en una gran mayoría de casos.

Una cirugía de hipermetropía cuenta con herramientas como el láser que la corrige de manera segura y permanente. Es de tipo ambulatorio y consiste en la remoción de los tejidos de la periferia de la córnea para hacerla curva y enfocar mejor los rayos de la retina. En ambos defectos, la utilización del láser ahorra tiempo y combate efectivamente las dolencias, sin efectos colaterales.
Por lo anterior, es importante que reserve una cita con el especialista para que conozca mejor las opciones para tratar sus defectos refractivos.

Desde hace más de 11 años, Bogotá Láser, centro de cirugía ocular, ha realizado más de 25.000 cirugías oftalmológicas para ojos con total éxito y satisfacción de nuestros pacientes gracias al uso adecuado de la tecnología láser así como a la dedicación de un equipo de expertos capacitados en la implementación de las últimas técnicas de vanguardia para contrarrestar los defectos visuales, refractivos y oculares de una parte de la población colombiana. Lo invitamos a consultar nuestro portafolio de cirugías estéticas para los ojos.

Articulo tomado de Bogotá Láser

lunes, 26 de septiembre de 2016

Última tecnología para tratar al Queratocono

Tecnología eficaz para tratar al Queratocono
El Queratocono es una afección degenerativa de la córnea, de condición no inflamatoria, que tiende a deformar y adelgazar de manera progresiva el tejido transparente que recubre el ojo. Es reseñado como una enfermedad visual que aparece después de la segunda década de vida y va deteriorando asimétricamente a ambos ojos, lo que significa que uno tendrá un mayor compromiso visual que el otro a lo largo de la afección.

Caracterizada por presentar pérdida de la agudeza visual, disminución de la visión nocturna e hipersensibilidad a la luz, es también reseñada como la enfermedad de la picazón en los ojos, por el constante frotamiento que los pacientes realizan sobre éstos con la intención inconsciente de enfocar mejor.

Con el advenimiento del siglo XXI los pacientes con queratocono han contado con alternativas que reemplazaron a las gafas medicadas o a los lentes de contacto. Una de las opciones más recomendadas, y que nació con el siglo, es la de los procedimientos ambulatorios realizados con láser.

La cirugía del Queratocono contemporánea consiste en diagnosticar el tipo de afección que tiene el paciente (leve, media o avanzada) y prevenir, en el caso de leve a moderada,  una potencial extracción de la córnea. Esto se realizaba, en el caso de nuestro centro de cirugía ocular, con una ablación especial soportada en láser excimer que corrige con eficacia el problema.

También la tecnología para tratar el queratocono, en este caso de tipo moderado, ha consistido en la implantación de anillos de Ferrara, de características biocompatibles con el tejido corneal, que logran además generar el necesario redondeamiento de ésta evitando el avance progresivo de la enfermedad. Los anillos son adecuados por el refuerzo estructural que brindan a la córnea. El éxito del implante radica en la personalización de la solución a cada paciente, lo que confirma una tendencia no sólo en las ciencias de la salud sino en otros campos: proveer, de acuerdo a condiciones universales, respuestas específicas a cada individuo.

Este tratamiento de queratocono, junto a los procedimientos soportados en láser, son las más grandes innovaciones en lo que va corrido del siglo, y auguran un panorama prometedor en la solución de afecciones visuales de mediano impacto.

Desde hace más de 11 años, Bogotá Láser, centro de cirugía ocular, ha realizado más de 25.000 cirugías oftalmológicas y plásticas para ojos con total éxito y satisfacción de nuestros pacientes gracias al uso adecuado de la tecnología láser así como a la dedicación de un equipo de expertos capacitados en la implementación de las últimas técnicas de vanguardia para contrarrestar los defectos visuales, refractivos y oculares de una parte de la población colombiana.

Articulo tomado de: Bogotá Láser.

viernes, 23 de septiembre de 2016

Descanse, sus ojos lo necesitan

Descansa tus ojos.
El Siglo XXI será el de las pantallas, dado el uso intensivo que hacen de éstas las personas en todos los campos de la vida contemporánea. Así, por ejemplo, el consumo de televisión es superior a las 4 horas diarias, la media ante el computador rebasa las 8 horas, y el uso intensivo de los celulares conectados a Internet se ha tasado en 23 horas diarias. Estas cifras, de acuerdo, a la American Academy of Ophthalmology (en español: Academia Americana de Oftalmología) en su reporte de 2015 con respecto a los hábitos y al cuidado visual de los ciudadanos de América del norte. Lo anterior conduce a un panorama de preocupación para los profesionales de la salud en general y para los especialistas en enfermedades de los ojos, en particular, la fatiga crónica visual irá al alza en los próximos decenios junto con afecciones relacionadas con ésta.

¿En qué consiste el agotamiento visual? Todo aquello que suponga una exposición indiscriminada, tasada en horas y ausencia de protección, ante las pantallas de los dispositivos portátiles y electrónicos, es causante de esta patología. El agotamiento consiste en forzar la capacidad de enfoque del sistema óptico al enfocar los ojos a exposición intensiva de fondos iluminados y con contraste de imágenes. El problema es aún más grave porque mutó del campo laboral a la vida cotidiana, en la que la presencia de los dispositivos móviles demanda de los usuarios una atención incrementada a lo que muestran las pantallas, obligándolos a descuidar el entorno o su propio descanso ocular.
Detectar el agotamiento o la fatiga crónica es relativamente sencillo. Sin embargo, lo más recomendable es contar con el acompañamiento profesional de oftalmólogos en Bogotá o en cualquier parte del país.

Si percibe:
  • Escozor, enrojecimiento y picor en los párpados
  • Visión borrosa, percepción de franjas coloreadas, sombras oscuras
  • Dolor de cuello, espalda o brazos
Es necesario realizar un completo examen de diagnóstico ocular para determinar el tratamiento a proseguir y prevenir cualquier otra patología relacionada con el agotamiento visual. 

Mientras esto ocurre, recomendamos:
  • Dar un descanso de 15 minutos cada 90 minutos de exposición ante las pantallas
  • No frotar los ojos con manos sucias
  • No automedicarse
  • No forzar la visión
  • Visitar al especialista adscrito a su centro oftalmológico una vez al año
Y, sobre todo, descanse sus ojos para mantener su visión.
Desde hace más de 11 años, Bogotá Láser, centro de cirugía ocular, ha realizado más de 25.000 cirugías oftalmológicas y plásticas para ojos con total éxito y satisfacción de nuestros pacientes gracias al uso adecuado de la tecnología láser así como a la dedicación de un equipo de expertos capacitados en la implementación de las últimas técnicas de vanguardia para contrarrestar los defectos visuales, refractivos y oculares de una parte de la población colombiana.

Imágenes de Pixabay.

Articulo tomado de: Bogotá Láser.